sábado, 15 de septiembre de 2012

PASIÓN POR EL TEATRO MUSICAL

PASIÓN POR EL TEATRO MUSICAL


CALL ME MADAM

Posted: 15 Sep 2012 08:18 AM PDT

En 1891 llegó a Estados Unidos una familia de migrantes, el padre era rabino, el hijo con el tiempo se convertiría en uno de los compositores más populares de Tin Pan Alley y Broadway. IRVING BERLIN nunca aprendió a leer música y compuso más de 3000 canciones. En 1914 produjo su primera obra extensa, Watch Your Step y luego de un periodo durante la Segunda Guerra Mundial en que se dedicó a escribir música por yanqui, escribe en 1946 una de sus obras más famosas: Annie Get Your Gun que protagonizó Ethel Merman. Howard Lindsay y Rusel Crouse después de ganar el premio Pulitzer en 1946 trabajaron en varios musicales de Rodgers y Hammerstein y en uno de Berlin llamado Call Me Madam, una sátira política que estelarizó Ethel Merman. El personaje principal de la obra está inspirado en la política demócrata Perle Mesta durante una cita que tuvo con el embajador de Luxemburgo en 1941. La anécdota cuenta que Merman estaba de vacaciones en un hotel de Colorado junto a Lindsay y su esposa; Lindsay sentado en la alberca encontró en una revista las fotografías de Mesta y le pareció un típico personaje americano del que le encantaría hacer una obra, Merman no sabía nada de política y estaba en busca de un personaje dramático, por lo que no mostró mucho interés en un papel inspirado en ella. El trabajo anterior de Berlin, Miss Liberty, había sido un fracaso considerable, por lo que se entusiasmó cuando Lindsay y Crouse llegaron a verlo con el nuevo proyecto; Merman había dicho que le encantaría cantar una o tres canciones pero terminó siendo la protagonista del musical. Jerome Robbins fue director y coreógrafo de este proyecto que duplicó su inversión inicial.

 

Hipersonica

Hipersonica

Link to Hipersonica

Dcode Festival 2012 (viernes, 14.09.12): el mejor sitio para descansar es la Universidad

Posted: 15 Sep 2012 04:41 AM PDT

Aspecto del público en el Dcode Festival 2012

Un festival urbano, en una localización claramente universitaria, en un fin de semana en la que la mayoría de los estudiantes han acabado sus exámenes de septiembre (¿no?) o en el que los del Plan Bolonia ya han empezado su nuevo curso académico, y en un mes en el que el insoportable calor estival de la capital ya nos ha abandonado por una temperatura agradable, es una combinación ganadora para ubicar temporal y espacialmente un festival, y ésa es la primera decisión ganadora de la segunda edición del Dcode, que abandona el mes de junio y que intenta acotar algo más las propuestas estilísticas respecto a su primera edición.